viernes, 5 de noviembre de 2010

Historia de la Iglesia Pentecostal Unida de Venezuela


A mediados del siglo XX en la ciudad de Valera llega a nuestro país de Venezuela la Iglesia Pentecostal Unida. Motivado a la violencia y la persecución que surgió en la República de Colombia a principios del año 1955, una pequeña familia de cristianos, los esposos Meza, miembros de la Iglesia Pentecostal Unida en Medellín Colombia, entraron a Venezuela estableciéndose en la ciudad de Valera.
Los hermanos Juan Meza y su esposa, Ana de Meza, al establecerse en la ciudad aprovecharon para predicar el evangelio del Nombre de Jesús; trayendo un mensaje diferente, ya que hablaba del Señor Jesucristo, pero desde otro punto de vista, llegando así los primeros creyentes venezolanos al mensaje del Nombre de Jesucristo. De esta manera los hermanos Meza continuaron predicando el evangelio por unos tres años y había crecido el numero de creyentes.
En el año 1957 fue enviado directamente de la sede internacional, para el trabajo en Venezuela, el joven Misionero Lewis Morley, quien era de nacionalidad inglesa. El Hno. Morley enfrentó el reto de estar en un país extraño, con una lengua diferente y costumbre a las cuales desconocía, predicando con toda libertad.
En 1958 enviaron al hermano Ernesto Martínez, como segundo misionero, junto a su esposa la hermana Edith Martínez, quien en el año 1959 emigra hacia la ciudad San Cristóbal, debido a la dificultad que representaba mantener la Iglesia en Valera. A pesar de todo, algunos fieles se siguieron reuniendo y buscando de Dios en ese lugar.
Por otro lado los hermanos Meza se trasladan en el año 1959, aproximadamente, hacia la ciudad de Barquisimeto, porque sintieron carga y deseo de trabajar en esa ciudad larense.
Por la población de la Fría , en el estado Táchira, se comenzó a formar un grupo, desde 1957 aproximadamente, guiados por la organización “Alianza en Marcha”, que luego se unirían a la organización “Asambleas de Dios Pentecostal” quienes adoptan el nombre de “Iglesia La Zarza Ardiendo ”. Transcurriendo el año 1959, unos de los miembros de dicha Iglesia, el hermano Rafael Betín, tomando unos días para estudiar la palabra de Dios, ayunar y orar; Dios le revela la doctrina del Nombre de Jesús, y que Dios era uno y uno su Nombre.
El hno. Betín, sin perder tiempo, una noche que se encontraban los hermanos del “Iglesia La Zarza Ardiendo ” reunidos, comienza a predicarles sobre la doctrina del Nombre de Jesús; siendo usado por Dios de manera tal que para el siguiente día a muchos hermanos se les había revelado la verdad con respecto a la doctrina y entre todos hablaban del Nombre de Jesús, extendiendo el mensaje entre el grupo que conformaban la Iglesia.
Una noche “luego de leer la Biblia y levantar las manos para orar en el Nombre de Jesús, debido a retos que debían de cumplir ante personas que aun no habían sido convencidas, como lo era el pastor, se manifestó el poder de Dios, y “¡todos danzaban y hablaban en lenguas!”. Después de esa noche prácticamente fue unánime la decisión de bautizarse en el Glorioso Nombre de Jesús.
El hermano Betín viajó de inmediato a Cúcuta a buscar al pastor de la Iglesia Pentecostal Unida en esa ciudad, para bautizarse junto a sus hermanos de la Fría. Cuando llegó a Cúcuta y expone el caso ante el pastor, el presidente de la I.P .U. de Colombia, incluso ante el Misionero de dicho país, lamentablemente le informan que ningún pastor puede ir desde Colombia a bautizar en Venezuela, pero que en Venezuela hay un misionero de la Iglesia Pentecostal Unida Internacional, el hermano Ernesto Martínez. Efectivamente después de regresar el hermano Rafael Betín a Venezuela, como a los 15 días el hno. Martínez, bautizo a 30 hermanos de la Iglesia de la Fría , quedando como encargado el hermano Rafael Betín, mientras se establece algún pastor.
Mientras el hermano Betín estuvo al frente de la Iglesia de La Fría el avivamiento y el trabajo que se realizaba, inclusive en pueblos vecinos, resultaba en un indetenible crecimiento, al punto que a los pocos años la Iglesia Pentecostal Unida de La Fría comienza a producir pastores para diferentes partes, ya que, como la obra prácticamente estaba dando inicio, para 1961 sólo habían 4 iglesias en Venezuela, que eran:
  • 1ro. La Iglesia de La Fría , desde 1959
  • 2do. El grupo de El Cenizo, en la zona del Edo. Trujillo, quienes se establecen, después de cerrada temporalmente la Iglesia de Valera, en 1961
  • 3ro. Desde 1959 el Misionero Ernesto Martínez se encontraba en San Cristóbal iniciando la obra en esa ciudad, estableciendo como primer pastor de la Iglesia en San Cristóbal al hermano Marcos Ibáñez, desde Marzo de 1961
  • 4to. En el mismo año de 1961 se conformó la Iglesia Pentecostal Unida del Barrio San Pedro en Maracaibo.
Desde La Fría salen hermanos a diferentes partes del país y donde se establecían, predicaban extendiendo el mensaje del Nombre de Jesús.
De este modo se expande en nuestro país la Iglesia Pentecostal Unida de Venezuela hasta lo que somos HOY.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada